El envasado


Utilizamos las tecnologías más innovadoras de conservación agroalimentaria para proteger el gusto y el aroma de tu café

En Passalacqua utilizamos el único método capaz de garantizar altísimos niveles de seguridad, mantener intacta la frescura del café y proteger el aroma. Por eso:

1) ENVASAMOS AL VACÍO
Un sistema simple pero extraordinariamente eficaz que elimina el aire del recipiente protegiendo el café de los agentes externos y otros olores.

2) VÁLVULA UNIDIRECCIONAL
Tras el tueste, el café continua a transformarse y a producir dióxido de carbono que, sin un sistema eficaz de fuga, hincharía los sacos hasta hacerlos explotar. Gracias al envasado al vacío con válvula unidireccional, no permitimos que el aire externo entre en contacto con el café, pero permitimos que el dióxido de carbono salga. Solo así podemos proteger el café de los agentes externos y de la pérdida de aroma.

Nuestros sistemas de conservación tienen numerosas ventajas que permiten hacerte llegar un café aromatizado y lleno de sabor a tu taza.

Aroma

Puesto que es una sustancia higroscópica, el café absorbe los malos olores del ambiente que ponen en peligro el aroma propio en poco tiempo. Debido al contacto con el aire, hasta el 40 % del aroma típico del café desvanece en 8 horas. Por esta razón lo conservamos al vacío inmediatamente después del tueste. De este modo protegemos los aromas y salvaguardamos tu experiencia de sabor.

Frescura

Gracias al envasado al vacío es posible mantener fresco el café por mucho más tiempo, protegiéndolo de microorganismos y bacterias. Es una técnica que permite conservar no solo el sabor, el aroma y el color, sino también todas las propiedades organolépticas del alimento. De este modo, te garantizamos no solo una experiencia de sabor extraordinaria, sino también una total seguridad alimentaria.