Los mejores estándares


Seleccionamos solo las cosechas que satisfacen los mejores estándares internacionales porque con el buen café no se juega.

Cuando se prueba un espresso malo la culpa suele recaer automáticamente sobre el camarero y, del mismo modo, cuando se habla de un café de calidad, se habla solo de la habilidad del hombre detrás de la barra.

Pero nos olvidamos de que un buen café es mérito, en primer lugar, de la calidad de los granos elegidos por el torrefactor.

Aunque también es cierto que un camarero poco cualificado puede arruinar la extracción de un café muy valioso, y a su vez es cierto que es imposible extraer un buen espresso utilizando un café que no respeta los mejores estándares.

Para garantizar a cada bar, cada oficina y cada familia que escoge Passalacqua, un café valioso y buenísimo, adquirimos únicamente granos de calidad extraordinaria para asegurarte una experiencia de sabor muy intensa y un aroma único.

Seleccionamos las mejores cosechas y realizamos análisis de las muestras de cada lote de café, observando y clasificando cada grano uno a uno.

Mediante esta clasificación sabemos cuál es y será el mejor café y lo compramos para llevarnoslo a nuestra torrefacción y hacer que llegue a tu taza. El café Passalacqua responde siempre a los mejores estándares, aquellos que garantizan el número más bajo de defectos posible.

Basta con mirar los sacos de yute de nuestros almacenes para descubrir, aquí en Passalacqua, que para producir un café de calidad no se pueden hacer concesiones.